Hemorragia vítrea

  • Se produce en la mayoría de casos tras la aparición de un desprendimiento de vítreo posterior. La hemorragia ocupa el espacio situado en el cuerpo vítreo. Su aparición indica que estamos ante una RDP.
  • Aparecen trastornos de visión. En función de su extensión, presentarán miodesopsias súbitas o pérdidas de visión.
  • Su tratamiento va a depender de si el paciente ha sido sometido previamente a tratamiento láser o no. En caso afirmativo, se puede esperar hasta tres meses antes de extraer la hemorragia mediante cirugía (vitrectomía posterior pars plana). En caso contrario, y si no es posible visualizar el fondo de ojo, el tratamiento quirúrgico deberá realizarse antes de los tres meses por el peligro de neovasos que consecuentemente provoquen tracciones de retina.