Compartir:

Las mujeres que trabajan más de 45 horas a la semana tienen más riesgo de diabetes

Publicada: 15/10/2018

 

Uno de los retos más importantes según la IDF es identificar los factores de riesgo sociales y ambientales  modificables para la prevención de la diabetes tipo 2. Parece que pasar muchas horas trabajando se han relacionado  con la aparición de la diabetes, aunque no está bien establecido.

En este estudio canadiense, publicado en "BMJ Diabetes Research & Care" se relaciona las largas horas de trabajo y la incidencia de diabetes en 7065 trabajadores durante un período de 12 años en Ontario, Canadá.

Para realizarlo, se obtuvieron datos obtenidos de encuestas de salud y registros médicos, en el periodo 2003-2015 de empleados entre 35-74 años,  sin diagnóstico previo de diabetes para relacionar el trabajo prolongado (≥45 horas por semana) y la incidencia de diabetes.

Se agruparon por jornadas remuneradas/no remuneradas y franjas horarias: 15-34 horas; 35-40 horas; 41-44 horas; y 45 o más horas.
Se valoraron otros factores como edad, sexo y estado civil, paternidad, origen étnico,lugar de nacimiento y residencia; además de patologías, estilo de vida o indice de masa corporal.  Se analizó también el tipo de trabajo, turnos, semanas trabadas en el último años y si el puesto de trabajo es activo/sedentario.

Como resultado, dicen que  las largas horas de trabajo no aumentaron el riesgo de desarrollar diabetes entre los hombres., pero si entre las mujeres, sobre todo  las que  trabajan 45 horas o más por semana, con un riesgo significativamente mayor de diabetes que las mujeres que trabajan entre 35 y 40 horas por semana (HR: 1.63 (IC del 95%: 1.04 a 2.57)). Solo se vió  ligeramente disminuido cuando se ajustó por  factores como el tabaquismo, la actividad física en el tiempo libre, el consumo de alcohol y el índice de masa corporal.

La incidicencia de diabetes tipo 2 fue de 1 de cada 10 participantes, más en hombres, grupos de más edad y obesos. La incidencia de diabetes tendia a disminuir cuanto mayor era la semana laboral en hombres pero no en la de mujeres

Se concluye que trabajar 45 horas o más por semana se asocia con un aumento en la incidencia de diabetes entre las mujeres, pero no entre los hombres. La identificación de factores de riesgo modificables, como las largas horas de trabajo, es de gran importancia para mejorar las estrategias de prevención de la diabetes.

Los investigadores no encuentran la causa en las diferencias de género. Puede ser que las mujeres trabajen más horas, teniendo en cuenta las tareas domésticas y las responsabilidades familiares. Sugieren que las largas horas de trabajo podrían provocar una respuesta por el estrés crónico en el  organismo, lo que eleva el riesgo de anomalías hormonales y resistencia a la insulina

 

@MBelenBenito 

  

Sociedades Afines

Blog

Juegos Formativos