Compartir:

Enfermedad periodontal y diabetes: una relación recíproca

Publicada: 12/03/2019

Enfermedad periodontal y diabetes: una relación recíproca

By @MBelenBenito 

Es conocida la asociación entre enfermedad periodontal (EPO) y la diabetes mellitus. Las personas con diabetes tienen una incidencia mayor de gingivitis, la periodontitis y las caries. Y al revés. Una mala higiene bucal puede ser causa de diabetes.

Los pacientes con diabetes tienen un 50 % más de riesgo de perder piezas dentales, además de tener encías más vulnerables con mayor probabilidad de sufrir gingivitis o periodontitis.

 

Periodontitis y diabetes son enfermedades crónicas, comunes y complejas, con una relación bidireccional establecida[1]. Es decir, un deficiente control de la diabetes  se asocia con un aumento de la prevalencia y la gravedad de la periodontitis y la periodontitis severa se asocia con un control glucémico deficiente.

Se han publicado en los últimos años revisiones que han establecido claramente dicha influencia. La periodontitis avanzada está asociada con concentraciones elevadas de hemoglobina glicosilada (HbA1c) en personas con DM2.

La EP y especialmente la periodontitis, caracterizada por la inflamación de los tejidos que soportan los dientes, se consideran la sexta complicación diabética principal en todo el mundo. 

En la atención a los pacientes con  diabetes, la salud bucodental es uno de los puntos clave en las revisiones sistemáticas de los pacientes afectados por esta patología.

Un estudio publicado en la revista Clinical Oral Investigation[2] en febrero de 2019, pone de manifiesto la asociación entre periodontitis y  diabetes. Se analizó la salud bucal de 5.154 trabajadores en una muestra representativa de la población española (59,5% hombres, de 16 a 65 años). 

Se les preguntó por su estado periodontal evaluado por las encuestas Community Periodontal Index (CPI) y clinical attachment levels (CAL) de la OMS[3], y se les determinó la glucosa plasmática en ayunas (GPA), triglicéridos y colesterol total. 

El 2,2%  de la población del estudio tenía diabetes y un 8,8% prediabetes. La prediabetes no se relacionó con EPO. Por contra, la diabetes se asoció significativamente con la el grado CPI4, periodontitis severa (OR = 1.9, IC 95% (IC) 1.1-3.1), con más impacto en sujetos

La asociación fue más fuerte para los sujetos más jóvenes, lo que enfatiza la necesidad de detección temprana de diabetes en pacientes más jóvenes afectados por periodontitis, particularmente porque la terapia periodontal puede ayudar a mejorar el control glucémico.

 

RELEVANCIA CLÍNICA:

  •  Los autores del estudio señalan que la periodontitis está asociada con la diabetes mellitus y , al mismo tiempo, tiene un efecto negativo en el control   glucémico. 
  •  Es importante desarrollar estrategias de diagnóstico temprano adecuadas para ambas afecciones, especialmente en hombres adultos jóvenes.

 

Las recomendaciones de la Guia de Diabetes tipo 2 para clínicos de la redGDPS[4] son:

  • El mejor control de la diabetes disminuye la prevalencia de EPO y el tratamiento de esta podría reducir los niveles de HbA1c. Grado B

  • Deberíamos incluir en la exploración de nuestros pacientes consejos y normas sobre la salud bucodental y, además, incidir sobre su higiene y los beneficios de esta, ya que es esencial para una buena salud oral y un bienestar general. Grado B


 RECOMENDACIONES GENERALES PARA BUENA HIGIENE BUCODENTAL 

  1.     Mantenga unas correctas medidas de higiene bucodental.

  2.     Cepillado de los dientes después de cada comida, al menos dos veces al día, y siempre después de cada comida. Uso el hilo dental diariamente.
        Así se evita la aparición de placa dental y el desarrollo de la enfermedad periodontal.

  3.     Examinar regularmente su boca para detectar los problemas a tiempo, pieza por pieza e incluyendo las encías.

  4.     En caso de que presente llagas, heridas, sangrado de encías, ulceras, pérdida de dientes, dolor en la boca, parches blancos o mal aliento, consulte a      su dentista.

  5.     En caso de usar dentadura postiza, extremar su higiene y su estado, y asegurarse de que ajuste bien y no produzca roces o heridas.

  6.     Mantenga su nivel de glucosa sanguínea en niveles adecuados.

  7.     Deje de fumar, ya que empeora la enfermedad periodontal.

  8.     Visite a su dentista regularmente para un examen completo y comentar cómo mantener una buena salud bucal.

  9.     Someterse a tratamientos periodontales, en caso de ser necesarios, con el fin de conseguir un adecuado estado del hueso y la encía y así evitar la        pérdida de piezas dentales.

 

 Bibliografía:

 

[1] Casanova L, Hughes FJ, Preshaw PM. Diabetes and periodontal disease: a two-way relationship. British Dental Journal (01 Oct 2014) 217(8):433-437.

[2] Montero, E., Carasol, M., Fernández-Meseguer, A. et al. Clin Oral Invest (2019). https://doi.org/10.1007/s00784-019-02875-3

[3] Encuestas de salud bucal: métodos básicos - 5ª edición. https://www.who.int/oral_health/publications/9789241548649/en/

[4] Guía de diabetes tipo 2 para clínicos

http://www.redgdps.org/gestor/upload/colecciones/Guia%20DM2_web.pdf

 

Los contenidos publicados por la Fundación redGDPS son un servicio destinado a los profesionales sanitarios de atención primaria. Los contenidos requieren de una formación especializada para su correcta interpretación. En ningún caso la información proporcionada por Fundación redGDPS reemplazará la relación de los profesionales médicos con los pacientes.

Sociedades Afines

Blog

Juegos Formativos